Niños-frustrados
Blog

Aprendizaje de lectura y escritura en niños frustrados

Un cerebro que desea aprender …. aprende!

Durante el tiempo que he trabajado en el área terapéutica, he podido aprender de diversas discapacidades y condiciones, muchos de estos tienen un común denominador… características de frustración.

La mayoría de estas características son evidentes al trabajar lecto-escritura y cálculo, es necesario mencionar que muchos de ellos han pasado años con psicólogos, terapeutas de lenguaje, maestras particulares, etc; ha sido un ir y venir de intentos de aprendizaje que han resultado fallidos ya que según el sistema educativo no han logrado cumplir con las competencias requeridas en la institución, dando como resultado cambios constantes de colegios, años repetidos, papás cansados y niños y adolescentes frustrados.

Es común que al iniciar el proceso lector, el niño diga.. no puedo leer ni escribir aún cuando ya sobrepaso la edad promedio para adquirirlo.

¿qué podemos hacer en caso de frustración?  ¿Podemos crear objetivos realistas con pronósticos  a corto plazo  que eviten continuar con un ciclo de frustración?

Significado-de-empatíaEn primer lugar debemos desarrollar la empatía, por un momento imaginemos que tenemos una entrega en nuestro trabajo, o un examen y los resultados no son los esperados, nuestro jefe hace observaciones o nos rechaza el proyecto o por más que estudiemos no logremos pasar ese examen, es muy probable que lo intentemos nuevamente, pero el resultado es el mismo, no importa lo que me esforcé, no importa si lo hice lo mejor que pude, el resultado es que no lo logre.

Sucede con nuestros chicos, la mayoría de los casos ellos pasan años intentándolo, escuchando negativas a su alrededor, viendo como los demás compañeros adquieren las competencias y ellos no, ¿suena frustrante? Realmente lo es!

Al presentarse un niño frustrado en nuestro salón de clases o clínica, es imposible establecer objetivos de aprendizaje a procesos a corto plazo, el objetivo del proceso terapéutico debe basarse en sobrepasar la frustración y generar confianza y seguridad en sí mismo; para esto ser amigos antes que terapeutas resulta ser muy beneficioso, porque no soy la figura “negativa” con quien lo he intentado muchas veces y no lo he logrado! ¿y que hacen los amigos? juegan! se cuentan los errores cometidos y los  los problemas! se equivocan y se aceptan tal cuál!

Finalmente la los sentimientos de  frustración generan cansancio, stress y deseos de no intentarlo nuevamente, por lo que las técnicas de relajación resultan ser muy útiles, en mi caso al trabajar con niños y adolescentes  hacer uso del arte para beneficiar la educación ha traido resultados positivos, no importa cuál técnica escojamos siempre y cuando se adecue a las necesidades del niño o adolescente, lo importante es crear un ambiente de disposición al aprendizaje.

Un cerebro que desea aprender …. aprende!

Puede que considere algún día aprender a hablar mandarin; pero por el momento no me genera una necesidad, por lo que no importa los estímulos externos, yo no estoy interesada en aprenderlo, es muy probable que si me ofrecen un empleo con buena paga, la necesidad se genera y no piense mucho para buscar un instituto de idiomas y aprenderlo!!

Lo mismo sucede con el niño! El sabe que hay un sistema de lectura, pero si no generamos una necesidad en él para que lo aprenda los procesos serán más lentos o nulos! Por lo que puede ser muy beneficioso enseñar las funciones y la importancia antes de los procesos! De esta manera nos aseguramos que nuestros chicos están motivados!

Recordemos que la educación no son procesos que deban ser tomados a la ligera! De estos dependen el desarrollo de la sociedad!